Vigilantes de Seguridad

Foro, Vigilantes, Escoltas, Guardas particulares, Convenio, Estatuto de los Trabajadores, Sindicatos, Empresas, Sentencias, Noticias...

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Visitantes



- - - - DESDE - - - -
20 / MARZO / 2.OO9

Noviembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Últimos temas

» CC OO no firmará el convenio de Hostelería sin una subida salarial
Lun 13 Nov 2017 - 14:05 por ibes

» FUTURO CURSOS ESPECIFICOS
Mar 7 Nov 2017 - 12:32 por alma14

» ¿QUE HACER SI NO TENEMOS RELEVO?
Mar 7 Nov 2017 - 12:24 por alma14

» Con vuestro permiso me uno a este foro
Mar 7 Nov 2017 - 12:21 por alma14

» me quieren cambiar de servicio por equivocarme en entregar un paquete a una empresa bien
Jue 1 Jun 2017 - 21:32 por alma14

» sobre convenio
Dom 7 Mayo 2017 - 17:12 por errnovato

» Directores de seguridad denuncian que Interior no controla el intrusismo
Mar 2 Mayo 2017 - 16:28 por alma14

» me impiden llegar al computo y me quieren obligar a hacer servicios externos....
Sáb 15 Abr 2017 - 17:46 por alma14

» Analisis de riesgos Marina
Miér 12 Abr 2017 - 9:03 por LUIS41

» sin-v-ergias vigilancia
Dom 26 Mar 2017 - 23:32 por alma14

» pregunta temario escolta
Mar 28 Feb 2017 - 19:45 por raay2010

» seguridad murce
Lun 6 Feb 2017 - 7:17 por alma14

» Busco Guardas Rurales provincia de Málaga
Sáb 28 Ene 2017 - 18:15 por GanaderoBravo

» Sabico.... ¿Dónde estoy?
Vie 30 Dic 2016 - 19:01 por El Gallo Rojo

» Felices fiestas y próspero 2017
Miér 28 Dic 2016 - 19:53 por alma14

» Un dia por enfermedad comun
Vie 16 Dic 2016 - 20:35 por alma14

» TODA LA VERDAD SOBRE FOZ SEGURIDAD,S.L.
Vie 16 Dic 2016 - 13:46 por AYOZE

» se prohibe la prevencion en alemania
Mar 13 Dic 2016 - 9:37 por archerforero

» Buenas
Jue 17 Nov 2016 - 21:38 por A36

» LA SECCIÓN SINDICAL DE CCOO PROSEGUR EN CANARIAS GANA IMPORTANTE SENTENCIA SOBRE LA OBLIGACIÓN DE DOTAR AL PERSONAL DE UN FIN DE SEMANA LIBRE AL MES.
Vie 11 Nov 2016 - 16:12 por alma14


El dragón y la princesa/El juez Castro y la Infanta Cristina

Comparte
avatar
GUANTANAMO
Colaborador
Colaborador

Zodiaco : Capricornio Signo chino : Serpiente
Cantidad de envíos : 8646
Edad : 87
Localización : Sotoacoso Malayo
Empleo /Ocios : Enano marrano de Puertollano
Humor : Me gustan las paluqueras y las monitas
- K A R M A - :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 29/06/2009

El dragón y la princesa/El juez Castro y la Infanta Cristina

Mensaje por GUANTANAMO el Dom 26 Mayo 2013 - 13:15

En los cuentos las princesas se enfrentan a veces a temibles enemigos, que quieren despojarlas de los reinos que les están destinados, o deshonrarlas, o comérselas. Puede tratarse de una perversa madrastra, de un sórdido pretendiente o de una fiera o un dragón. Quizá ninguna metáfora tan abrupta, a la hora de urdir una narración, como la del dragón y la princesa. Un argentino que indagaba oscuridades, Ernesto Sabato, tituló justo así, 'El dragón y la princesa', una parte de una de sus novelas más hondas e inquietantes. Un norteamericano más reciente, George R. R. Martin, dio en imaginar que una de sus heroínas fuera una princesa defendida por un trío de dragones, que la convierten, hábil paradoja, en un personaje terrible y devastador.

A la princesa de este cuento también le ha tocado su dragón particular. En su caso, no en calidad de defensor que la haga más poderosa y respetada por sus adversarios, sino en el papel más clásico: el del antagonista temible dispuesto a privarla de su privilegio, arrebatarle su reputación y devorarla por los pies. Al menos en sentido figurado, es muy posible que ella así empiece a sentirlo, y algunos de sus valedores, que como a cualquier princesa no le faltan, han empezado a denunciarlo como tal.

El dragón de este cuento no echa fuego ni puede volar para atacar a la princesa desde lo alto. De hecho da la sensación contraria: que la princesa se sitúa, por ahora, en alturas inasequibles al dragón, y que dispone de recursos para sofocar cualquier tiento flamígero que su oponente dé en lanzar contra ella. Pero las espadas están en alto, y cada día que pasa la determinación del dragón parece más fuera de duda. Empezó con un merodeo furtivo, luego amagó un golpe, ahora ya acecha implacable.

Bajo su toga de juez, que nunca se le ve puesta, pero que está ahí, flotando invisible sobre sus informales americanas de cuero, el dragón de esta princesa juega sus cartas sin prisa ni titubeos. A estas alturas del duelo, son ya unos cuantos los caballeros que han acudido a interponerse entre sus fauces y la principesca presa. Lanza en ristre, caracolean con sus caballos haciéndole ver que tendrá que emplearse a fondo para apartarlos y no acabar como, llegados a este punto, suelen acabar tantos dragones: convertidos en trofeo del que se alimentarán tanto la leyenda de la princesa como la hoja de servicios del caballero o caballeros que logren hacerle morder el polvo. No son caballeros de pacotilla, y no están desprovistos de destrezas. De hecho, en los primeros tanteos han logrado pararlo en seco con la acción combinada de sus escudos y de las armas que esgrimen.

Hay, sin embargo, un detalle significativo que diferencia a este cuento de otros en los que se enfrentan princesas y dragones. En la mayoría de éstos, la desventaja del dragón, por muy poderoso y formidable que sea, es que nadie simpatiza con él: todos observan el combate deseando que todo se resuelva a favor de la causa de la princesa; incluso si el caballero que defiende su honor es el más desmañado y turbio de los hombres. Aquí, en cambio, buena parte del público (y quizá sea porque el dragón no es tan fuerte, o porque se le amontonan los aspirantes a derrotarlo) asiste al torneo con la secreta, lejana pero ardiente esperanza de que los caballeros que defienden a la princesa acaben hechos carbonilla y ésta quede sola ante su destino, encarnado en las pupilas inmisericordes de su contrincante.

En qué medida este apoyo, que a los dragones suele negarse, le servirá a éste para llevar el cuento al improbable desenlace de imponerse a la princesa y a sus leales campeones, es en este momento cuestión incierta (en el mejor de los casos). Con todo, este dragón ya logró algo memorable: gracias a él, temblaron los cimientos del cuento consabido. Y aún siguen temblando.
avatar
GUANTANAMO
Colaborador
Colaborador

Zodiaco : Capricornio Signo chino : Serpiente
Cantidad de envíos : 8646
Edad : 87
Localización : Sotoacoso Malayo
Empleo /Ocios : Enano marrano de Puertollano
Humor : Me gustan las paluqueras y las monitas
- K A R M A - :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 29/06/2009

Re: El dragón y la princesa/El juez Castro y la Infanta Cristina

Mensaje por GUANTANAMO el Dom 26 Mayo 2013 - 13:16



[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Xisco
Usuario experto
Usuario experto

Masculino
Cantidad de envíos : 686
Localización : Donde esté la libertad de expresión
- K A R M A - :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 04/03/2008

Re: El dragón y la princesa/El juez Castro y la Infanta Cristina

Mensaje por Xisco el Dom 26 Mayo 2013 - 21:01

GUANTANAMO escribió:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Xisco
Usuario experto
Usuario experto

Masculino
Cantidad de envíos : 686
Localización : Donde esté la libertad de expresión
- K A R M A - :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 04/03/2008

Re: El dragón y la princesa/El juez Castro y la Infanta Cristina

Mensaje por Xisco el Dom 26 Mayo 2013 - 21:12

Ya hay Auto de procesamiento sobre la Infanta
Archivos
Auto de Procesamiento de la Infanta Cristina.pdf
No tienes los permisos para descargar los archivos.
(1.7 MB) Descargado 3 veces

Contenido patrocinado

Re: El dragón y la princesa/El juez Castro y la Infanta Cristina

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Mar 21 Nov 2017 - 14:51